Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Cómo llegar al NYFW y no sufrir una crisis en el intento

Por Carli Leal Quintana.

Fotografías: Claudio Mancilla.

Dirección de arte: Esteban Pérez.

Conversé con la diseñadora talquina María Pía Cornejo sobre las travesías que ha tenido que hacer para llegar al evento de moda más importante del mundo, donde presentará su nueva colección «ALMA». Además de las múltiples barreras que ha tenido que derribar en este camino a su segunda pasarela  global.

Todos los medios han titulado la importancia de la llegada al NYFW 2019 de la diseñadora talquina María Pía Cornejo. Todos coinciden en su amplia y notable trayectoria siendo tan joven, pero pocos o casi ninguno ha contado el lado B de su participación en el certamen.

Podríamos decir que está todo bien, que el hecho de estar invitada a este magno evento ya es un mega logro, pero WAIT. Solo la inscripción a la pasarela, organizada por Global Fashion Collective, cuesta casi 13 millones de pesos chilenos, a eso súmale pasajes, viáticos y traslados (para un equipo de 5 personas), además de maletas extra para llevar la colección y otros… Ya vamos en 20 millones. Entonces la pregunta es… ¿Una diseñadora chilena puede financiar eso con recursos propios? No, a menos que seas hija de Farkas o tu «pyme» facture más de 100 palos al año.

Si bien en Chile existen instancias de financiamiento público, y ya María Pía Cornejo cuenta con una muy importante desde ProChile, entidad que a través de un fondo concursable cubre la inscripción aún faltan recursos para llegar allá, para que ella llegue y se instale sola a gestionar todo el montaje pre pasarela (vestir a 10 modelos), maneje prensa, coordine tiempos y traslados, además de otras peripecias extras. Entonces ¿Qué pensó Cornejo?. “Fondart se presentó como una oportunidad, pues existe el famoso Ventanilla abierta para circulación, postulé, lo rechazaron, postulé de nuevo y otra vez fue negado”. Insólito dirían muchos, apela nuevamente le dirían otros, pero María Pía se agotó.

Tuvimos acceso a su informe detallado donde el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio indica las razones como “No se presentan antecedentes curriculares de la diseñadora María Pía Cornejo», siendo que SI fueron presentados. Otra razón que dan para rechazarlo es que no se justifica el trabajo de su equipo de trabajo, pero acá nos encontramos con otra falacia, ya que la diseñadora nos cuenta que adjuntó una planilla detallada con cada función. Y digámoslo, si dices que necesitas un equipo para ir a magno evento, obvio que se justifica que lleves a un asistente de vestuario, al estilista con el que trabajaste en toda la colección y un equipo de prensa de dos personas para cubrir y difundir este hito. ¿O no?. Por último y más indignante se mezclan conceptos en la evaluación final donde la diseñadora apela al hecho de relevar el Maule como territorio de desarrollo, ya que ella es de Talca, y FONDART lo interpreta como quiere y dice que su muestra no es representativa de la región porque ella trabaja como autor y no de manera colectiva. Por favor díganme donde hay literatura sobre eso e historia de diseño textil en el Maule, realmente indignante.

Lo bueno a la fecha es que una empresa local de buses, «Talca, París y Londres”, además del Centro de Extensión Cultural de la Universidad Católica del Maule han aportado con recursos para cubrir algunos gastos. “Agradezco enormemente esa ayuda, que servirá para cubrir algunos gasto de alojamiento y traslados allá, además del book oficial de fotos que entrega GETTY IMAGES, que vale 300 USD aproximadamente. Pero aún falta, y la verdad llegar sola allá me da nervios, sé que lograré hacer todo pero a costa de qué”, reflexiona María Pía.

Es lamentable ver cómo se derrocha una oportunidad de apoyar, es tan rígido el sistema FONDART que ni ve más allá y declara inadmisible un proyecto por detalles que no son relevantes. ¿Acaso nadie puede hacer algo? Pía cuenta que se tocó la puerta de la Municipalidad de Talca a través de su Corporación Cultural pero no hubo respuesta, otras empresas locales sencillamente respondieron que no financian este tipo de iniciativas y así.

Un cerro de dificultades para dejar en alto el nombre del diseño nacional, ahora más que nunca creo que el famoso “Plan Nacional de Fomento a la economía Creativa”, no existe, o quizás si, solo para algunos y si vives en Santiago, porque en Maule no hay apoyo, no hay gestión para apoyar a los creadores y no hay un real plan.

“Seguiré en esto porque también creo que desde la autogestión podemos, tampoco me cierro a seguir pidiendo financiamiento público, esta experiencia me sirve para reflexionar, ver qué errores se cometieron y seguir adelante con mi gran equipo de trabajo y amigos, gracias a ellos estoy acá”, finaliza Cornejo.

Por acá solo queda seguir pataleando y contando cuándo las cosas funcionan bien y cuando no. Y bien atentos al carro de la fama que protagonizara María Pía post NYFW, las entradas serán limitadísimas y no habrá espacio para quienes no se sumaron tempranamente.