Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Informe revela precariedad de la escena musical chilena tras crisis sanitaria y estallido social

A raíz de la urgencia de la contingencia nacional e internacional, el Observatorio Digital de la Música Chilena preparó un instrumento para levantar y reflejar el impacto del estallido social y el COVID-19 en la industria musical en nuestro país. Sin embargo, el primer informe revela datos sobre la precariedad del sector que provienen desde antes de ambos acontecimientos; tales como que el 66% de los músicxs encuestadxs, se encuentra en el rango de ingresos como músico por debajo de los 2 millones al año, lo que equivale a un ingreso promedio mensual de $166.666 pesos chilenos.

El Observatorio Digital de la Música Chilena (ODMC), proyecto creado en 2019, con apoyo de Corfo en su línea Bienes Públicos y junto a sus socios que representan diferentes  entidades del mundo público y privado de la música en Chile, realizó este estudio en busca de entregar información respecto al impacto que ha tenido en la industria la contingencia en Chile y el mundo: por una parte, el gran estallido social del pasado octubre en Chile y actualmente la contingencia de crisis sanitaria por la llegada del coronavirus (COVID-19) al país. 

Participaron de esta muestra 1.548 músicos427 profesionales ligados al campo de la música y 49 empresas del sector, dando un total de 2.024 casos completados.

Para facilitar el análisis de las particularidades en el impacto a medir se decidió segmentar la encuesta en tres perfiles: músicx, profesional del área, representante de empresa o asociación.

Los resultados del catastro serán entregados en dos informes parciales y uno final, en esta oportunidad se presenta el primer informe de avance.  

Los datos generales

La mayoría de la muestra está compuesta por músicxs con un 76% de los casos. A esto le siguen los profesionales de la música con 21% y las empresas con el 2%.

El 81% de lxs encuestadxs se declaró de género masculino, mientras que el 18% se identificó con el femenino. El 1% prefirió no contestar.

Para continuar analizando los datos es fundamental saber que el 56% de lxs encuestados tiene una segunda actividad -distinta de la música- que le reporta un ingreso económico.

Dada la contingencia, más de la mitad de lxs trabajadorxs del área percibe como probable o muy probable tener que buscar otra fuente de ingreso diferente a las actuales y el 60% considera tener una merma del 40% o más.

Las empresas de la música

Esta crisis ha sido devastadora para quienes trabajan en el rubro, considerando que la gran mayoría está compuesta por profesionales independientes, pymes, emprendedorxs y muchxs de ellxs viven de los shows en vivos, sujetos a la variabilidad que eso significa.

Con respecto al empleo, el 35% declara que tendrá que desvincular o despedir trabajadorxs, lo cual en vista de la falta de certeza respecto al término de la crisis sanitaria por coronavirus puede incrementarse desde las empresas que reportan que aún no es posible saberlo  y que son el 39%. 

Profesionales e independientes

Un dato de vital importancia y muy ilustrativo de las condiciones laborales de lxs profesionales de la industria de la música es que el 89% se declara independiente. La gran cantidad de trabajadorxs independientes son una gran problemática en momentos de crisis ya que se dificulta la posibilidad de su apoyo por la baja protección social y legal.

“Si bien, debido a lo prematuro del catastro e información recolectada frente a una crisis que se mantendrá en el tiempo, ya es posible apreciar las condiciones débiles de la industria. Esto último, sumado a una evidente precariedad en las condiciones de trabajo e ingresos base de los diferentes actores y una potencial recesión económica mundial es posible considerar a la industria de la música en un estado crítico para la sustentabilidad de su ecosistema en el corto y mediano plazo” concluye Cristóbal Dañobeitía, presidente ODMC.

El proceso de muestreo por conveniencia se desarrolló mediante una herramienta CAWI (Computer Assisted Web Interviewing) en un formulario web autoaplicado, y fue difundido mediante redes sociales por los socios del ODMC, Chile Creativo y ProChile junto a colaboradores a los colaboradores de esta iniciativa: IMICHILE, SCD, Embodied, MUSTACH, entre otros.

El informe completo y con otros datos de valor para el diagnóstico, se pueden revisar en:

https://www.odmc.cl/informes