was successfully added to your cart.

Carrito

Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

“El adultocentrismo está mezclado con el machismo”

Entrevistamos a las autoras June García (24) y Josefa Araos (22) tras la polémica sucedida hace algunas semanas, cuando la derecha ultra conservadora hizo arder twitter por una supuesta teoría de adoctrinamiento, fundada en un extracto del último libro publicado a la fecha de La Saga de Lulú: “Las lecciones maravimágicas de Lulú”, donde se precisa que Augusto Pinochet “se tomó el poder a la fuerza”, contextualizado la explicación de cómo se originó la actual Constitución.

Por Carli Leal Quintana

Fotografías: Gentileza sello Alfaguara infantil y juvenil.

“En el año 1973, el jefe de las fuerzas armadas, Augusto Pinochet, encabezó el golpe militar que terminó con el gobierno de Salvador Allende, presidente elegido democráticamente. Pinochet se tomó el poder por la fuerza y promovió diversos cambios que beneficiaron a un pequeño grupo de personas y afectaron a miles de chilenos”, dice la obra escrita por Josefa Araos y June García.

¿Y… es mentira lo que dice ese extracto?, claro que no. Cuando leí en twitter que J.A Kast estaba emplazando a una cadena de supermercado por re-escribir la historia y faltar a la verdad pensé que era un meme, porque sinceramente el nivel de ignorancia superó cualquier límite.

La portada del polémico libro.

June García  y Josefa Araos, son estudiantes de periodismo y derecho, respectivamente, y autoras de la ahora polémica saga de libros para niñes. Mientras “Jumbo” era tendring topic por el hecho de vender estos libros, la mitad de usuarios de twitter trataba de explicar con manzanas a los fanáticos del dictador y genocida, que la creación no era del grupo Cencosud, y que ahí solo se comercializaba. “Creo que en el fondo lo que le molestó a cierta gente era el hecho de que un ícono del empresariado (como Jumbo) vendiera libros que ellos mismos catalogaron como propaganda marxista. Es chistoso, porque llaman marxista el decir que Allende fue un presidente elegido democráticamente, nunca hicimos una apología al marxismo, no hemos dibujado a Karl Marx en versión Lulú (…)La polémica es muy ridícula, pero gracias”, dice una de las autoras.

Complemento perfecto

“Conocí a June cuando entramos al primer año de la U, nos hicimos amigas el primer día”, cuenta Josefa. Quien relata también que su primer acercamiento al mundo editorial fue en la adolescencia, a través de su propio canal de YouTube, donde hacía reseñas de libros. “Por ese medio conocí a la Maca, nuestra actual editora”, puntualiza.

Pero la historia en torno a las publicaciones no partió con Lulú, fue el año 2017 con un libro que aporta a la abolición del patriarcado, donde “Julieta” su protagonista se ve enfrentada a situaciones de machismo, en diferentes niveles.Un día la Coti (Josefa) me llamó preguntando si quería hacer un libro con ella y le dije que si, entonces elaboramos una lista de temas importantes, ahí nació “Tan linda y tan solita” que aborda violencia intrafamiliar, desigualdad salarial, aborto, comunidad LGTBQ+, entre otros”, dice June.

Unión y perspectiva feminista

Desde que supe que las autoras tenían 22 y 24 años, y que aún eran estudiantes me sorprendí positivamente y me inundó una emoción de orgullo ajeno por lo que han sido capaces de levantar, a una edad donde ser escritoras de un libro no es común. “Presentamos una “bacteria de libro”, a la editorial (Penguim Random House) le gustó y comenzamos a trabajar”, cuenta Josefa.  Luego fue publicado por el sello juvenil “Alfaguara”.

Al ser consultadas por su perspectiva feminista, ambas coinciden que partió desde una exploración personal en la adolescencia, sumado a una búsqueda constante de consignas y mensajes que explicaran de una manera mas simple y no tan densa lo que este concepto significaba. “Siempre existió una inquietud y tuve la suerte de tener una profe feminista en el colegio (…) ella nos delimitó súper bien el concepto y dije `Wow, eso soy, me pusieron un nombre`. En esa época estaba en tercero medio, no existía material tan amigable para una niña de 16 años que no fuera Simone de Beauvoir o Judith Butler, lecturas muy avanzadas. Pero pasaba mucho tiempo en Tumblr, donde salían muchas frases gringas feministas que me hacían sentido y luego en la universidad por las militancias he tenido experiencias mas profundas, en el mismo proceso colectivo de hacer cosas con otras mujeres”, relata June.

De la misma manera Josefa cuenta que el hecho que ser de Chimbarongo ha forjado su personalidad. “Estamos muy aislados de los movimientos sociales, de hecho la primera marcha, en décadas, fue para el pasado 18 de octubre. Por ende me acerqué al feminismo también a través de internet, yo era esa niña de 14 años muy emo y que estaba metida todo el día en Tumblr. Conocí primero el anarco- feminismo, entonces fue un proceso al revés, hasta llegar al feminismo como tal. Leí ene reseñas y empecé a escribir de eso, me pasaba lo mismo que a la June, buscaba libros y cuando me decidía a comprarlos, costaba mucho pillarlos y los que habían eran súper complejos, no los entendía y me frustraba”, confiesa.

En ese sentido las autoras cuentan que sus esfuerzos han estado dedicados en bajar toda esa información que en un momento fue muy compleja para ellas, con foco en niñas que ahora están viviendo esos mismos procesos.

Adultocentrismo

En palabras simples el “adultocentrismo” es un comportamiento muy arraigado en la sociedad moderna, que posiciona a los jóvenes a la sombra de los mayores. “Fuimos muy juzgadas por nuestra edad, por no tener un título, por no ser filósofas o historiadoras. Cuando se lanzó “Tan linda y tan solita” la Coti (Josefa) tenía 18, de hecho pasó una situación donde un diario nacional publicó un artículo donde  nos calificaban como jóvenes y alocadas, donde además nos mandaban a leer, diciendo que el libro era superficial y poco académico”, recuerda June.

En cuanto a la propuesta general de “La saga de Lulú”, las chicas cuentan que fue desde la editorial y que les pidieron concretamente un libro infantil con valores feministas. “No queríamos caer en lo que se hace tradicionalmente, esa visión paternalista de explicarles cosas como si no entendieran nada o decirles cómo funciona el mundo  (…) nos pusimos en los ojo de los niños y niñas, escribimos algo interesante para ellos, sin introducir la perspectiva de gente grande”, explica Josefa.

Y resultó muy bien,  en los libros se puede ver como la familia de Lulú encarna valores, dialogan con los mas pequeños y les dan espacio. Los párrafos están elaborados desde conceptos como justicia, sororidad, compañerismo, entre otros.

La configuración de las historias de Lulú

Después del 18/10 lo lógico era hablar sobre educación cívica, derechos humanos o fenómenos como “Las Tesis”. Los primeros cuatro tomos eran novelas, pero ahora en su edición mas polémica “Las lecciones maravimágicas de Lulú” abordaron lo que estaba pasando en Chile y de una manera mas concreta.

“Cuando hablas de educación cívica hay que ser muy específicos, porque si cambias una palabra se altera todo el sentido de la oración. Fue un trabajo de revisar apuntes de semestres anteriores, de DDHH y Derecho Constitucional, además de buscar otras fuentes”, explica Josefa.

La ilustraciones del libro son una colaboración con Nati Chuleta. “La editorial la propuso y cuando vimos sus dibujos nos gustaron mucho. Luego nos reunimos, le contamos del proyecto y a ella le encantó. Cuando nos mandó el primer borrador dijimos…esa es Lulú”, relatan.

Escribir en el nuevo Chile

“Hoy en día la democracia no es algo que esté garantizado, es algo que vamos a tener que defender siempre, la educación cívica es muy importante en ese sentido. La  ciudadanía debe participar de estas discusiones, exponer lo que quiere. Mientras nosotras seguiremos aportando desde nuestro activismo y la trinchera de Lulú”, concluyen las autoras.

Dentro de las novedades que se pueden adelantar se viene un nuevo tomo de la saga de Lulú (fecha no definida aún), menos mal  tenemos Lulú para rato.