Desde Rari, con color

Marcela Ibáñez llegó a Rari el año 2010 con la idea de cambiar de ritmo, vivir más lento y conectarse con lo natural. Con el paso del tiempo, comenzó una aventura 100% ligada al territorio que la rodea, fundando el primer laboratorio de tintes naturales de la zona.

Por: Carli Leal Quintana.

Fotografías: Carlos Ibáñez y Claudia González Godoy.

Llegar a Rari calma. De Talca, nos demoramos 45 minutos hasta la aldea fantasiosa de la comuna de Colbún. El lugar, siempre famoso por sus artesanas del crin está al pie de la precordillera de Linares y vecino a las Termas de Panimávida y de Quinamávida.

Esta vez, fuimos por un dato alucinante, en búsqueda de la responsable de la residencia llamada “Formación integral en tintas y fibras naturales con enfoque proteico, local y agroecológico”, impartida por Marcela Ibáñez, una alquimista que optó por dedicar su vida a la revalorización de los tintes naturales, con base vegetal.

“Antes de radicarme en Rari conocí a una machi en Santa Cruz, durante una exposición en el año 2008. Me acerqué a ella y fue la primera vez que escuché sobre los tintes, hablamos harto rato, me invitó a su ruka y quedé fascinada con su historia”, cuenta Marcela, quien luego de esa experiencia y transcurrido un par de años decide tomar su primer curso en la materia en Valdivia (2012). “Fue la primera formación que tuve, muy técnico, como una receta (…) Creí que habían muchos vacíos y entonces comencé a investigar y ahondar hasta que encontré un proyecto en España al cual postulé y me fuí. Estuve 8 semanas en la escuela de fibras y tintes naturales. Allí aprendí todo el enfoque que a mi me gustaba, con un punto de vista agroecológico que de igual manera estaba relacionado con la química, historia y desde la integralidad de los tintes, no como una receta propiamente tal.

Ese viaje reafirmó a Corre Vuela, el actual laboratorio -recientemente remodelado- y que goza de una energía que atrapa a cualquiera que entre. Inmerso en una casa de adobe restaurada que data de más 100 años, las ollas, materiales, lanas y artefactos emulan una escena cinematográfica de una película del 1800. Y no es casualidad, teniendo en cuenta que fue en 1856, cuando William Henry Perkin inventó la tintura sintética o anilina, todos los colores y tintes se obtenían de la naturaleza.

 

 

 

 

La reivindicación de Rari: No solo Crin

Si conocen a Marcela, pueden darse cuenta inmediatamente que se trata de alguien que entendió perfectamente el concepto de equilibrio ecológico y los ciclos de la naturaleza, temas aparentemente olvidados en la industria. Y además, hoy, la artesana del color decide reivindicar y comunicar a través de la residencia que ha montado en el taller y que hoy tiene de alumna a Leonor, quien también es parte del equipo que produce el Festival de la Lana, certamen que se realiza hace ocho años en Chile.

“En esta formación los profesores son artesanos (…) lo que simbólicamente viene a recuperar el oficio, que está muy ligado al territorio. Cuando estaba en España, conocí a Leo, quien es parte del equipo del festival, donde también fui invitada para presentar mi investigación y expuse sobre las fibras del Maule, como por ejemplo el mimbre y la pita. Esta residencia se compone de cinco semanas y se realiza mediante módulos. El primero, está enfocado en el proceso de la lana; el segundo, está dirigido a los tintes naturales en lanas y sedas; el tercero es sobre etnobotánica y producción sustentable: el cuarto es sobre fieltro y finalmente el quinto es sobre ecoprints, el cual es estampado botánico”, explicó Marcela.

La fundadora de Corre Vuela relata que de una planta se puede teñir en base al tallo, raíz, flor, fruto y corteza. Y que en cuanto a los criterios de recolección procuran siempre ser respetuosos con las plantas y los árboles a utilizar. “Utilizamos los cuatro mundos: vegetal, animal, mineral y fungi”, indicó

En lo actual, Marcela está enfocada a potenciar lo ya concretado mediante colaboraciones y residencias, además recalca que está disponible para colaborar con otras marcas y asociarse. Si te interesa ser parte de alguna residencia o adquirir productos de Corre Vuela puedes escribir un mensaje a su instagram.

COMPARTIR:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último

NOTICIAS RELACIONADAS

Lo que se viene: Súbela a TV digital

Por: Claudia U. Bello Diez años han transcurrido desde que la icónica Súbela Radio inició sus transmisiones en internet, desde entonces, nos han entregado una