Sebastián del Real Ossa: “Cuando entendamos que la ropa que uno lleva es tiempo de otra persona, va a cambiar la forma en que nos vestimos”

Por Andrea León

Como un músico que debe dejar su banda por un tiempo para entrar al estudio, el destacado diseñador de moda, Sebastián del Real Ossa, enfrentó su nuevo proceso creativo en solitario, donde se hizo cargo completamente de la fabricación de su próxima colección otoño invierno 2021 que lanzará en junio y ocupará el lugar número 30 de su carrera.

Su taller y el showroom, donde recibe a sus clientas, se ubica en lo que fue el living comedor de la casa de su infancia en Vitacura y donde vive su madre, Alejandra Ossa, gran referente en la trayectoria del artista. En este espacio, colmado de recuerdos, ha vivido un período de singular introspección. “Siempre he dicho que la costura tiene mucho de meditación. Pienso en la idea de la colección y en lo que quiero realizar después. Se le da otro valor a las cosas. Cuando entendamos que la ropa que uno lleva es tiempo de otra persona, va a cambiar la forma en que nos vestimos”, comenta el diseñador. Con esta experiencia se dio cuenta de que su ritmo cambió y la tranquilidad le permitió disfrutar el trabajo. Su foco está en el contenido más que en la cantidad. 

En estos tiempos locos, como él los describe, decidió desarrollar este proyecto de manera independiente para no exponer a su equipo. Desde el 2020 enfrentó cambios difíciles, lo que derivó en este actual reinicio, como cuando partió creando ropa para sus clientas hace 16 años. Esto significó un reencuentro con el oficio, lo que implicó tomar el control de la moldería, corte y confección, pasando horas en silencio cosiendo a mano cada pieza, ya que la máquina solo la destina a bastas y aplicaciones específicas. Sebastián es como el solista que debe tocar todos los instrumentos. 

Como de costumbre, la música es su gran compañera. Esta vez escuchó voces femeninas de distintas generaciones: la francesa Françoise Hardy, la inglesa Annie Lennox, la escocesa recientemente fallecida Sophie Xeon y la chilena Niña Tormenta. Ciertas canciones le pegan fuerte y las escucha una y otra vez hasta viajar a dimensiones donde surgen ideas e inspiraciones. “Soy capaz de desdoblarme con la música”, confiesa. 

Si bien tiene una mirada positiva de esta imprevista soledad, cuando las condiciones sean óptimas anhela reunir nuevamente a sus colaboradores. “Se generan mejores resultados cuando funcionan varias cabezas pensantes. Me interesa el diálogo en el taller, porque es muy rico, es una comunicación exclusiva de ese lugar, estamos pensando en lo mismo y avanzando en la misma dirección. Y eso lo echo de menos”, explica.

Colección THAI♥U PV2021

Soñar un poco

Este retorno a la raíz coincide con el concepto desarrollado en su nueva propuesta. “Estoy súper enamorado de esta colección. Es inocente, lúdica, romántica y dulce. La inspiración se basa en un look con toques preppy (tendencia donde se utilizan prendas clásicas, sobrias y de silueta refinada). La paleta de colores es rosa y celeste, tiene una mirada de género con la que estoy jugando, porque últimamente en mi entorno cercano he convivido con niños y guaguas y eso me llama la atención”, describe Sebastián.

Y esta interacción con los pequeños se vincula con la idea del escapismo, “huir de esta situación que nos tiene encerrados, bloqueados y soñar un poco. Cuando era chico pasaba horas en la biblioteca del colegio leyendo libros. La colección tiene mucho de cuento. Me gusta evocar esa sensación de calma de la infancia, mi marca tiene un tono de nostalgia bien grande”, plantea. 

Boceto Colección OI2021 (Exclusivo para Minga)

La propuesta contiene 20 prendas (pantalones, blusas, chaquetas y vestidos) y 11 looks completos confeccionados en materiales muy propios de su estilo, como algodón (gabardinas y popelinas), lana (mouflon, dubetina y cuadrillé tattersall), poliéster (gasas y microfibra), encaje, viscosa, acrílico (tejido a palillo) y acetato (forrería). En tanto a las siluetas, el diseñador resaltó técnicas con foco en la cintura, su sello distintivo, y piezas que sintonizan con la tendencia de indumentaria sin género, ya que tienen un calce más holgado, cómodo y versátil. 

La prioridad de Sebastián es trabajar con telas nacionales que venden en tiendas como Casa Olivarí, en el centro de Santiago, donde se pueden encontrar antiguos textiles de las legendarias fábricas Yarur Sumar y Bellavista Oveja Tomé. Asimismo, el diseñador también recurrió a prendas que tenía guardadas, desarmó y rehizo, como una falda que transformó en una blusa con una manga gigante. 

Sebastián del Real Ossa, diseñador textil

En estos días, junto con afinar los últimos detalles de su nueva entrega, prepara la campaña de lanzamiento junto al fotógrafo Esteban Vargas, con el que ha trabajado anteriormente, ya que conforman una dupla muy interesante. Asegura que el resultado será hermoso. “Cuando veo una imagen que me impacta quiero saber más, investigar. La campaña fotográfica debe comunicar el mensaje que hay detrás de cada proyecto y sumar todo lo que el equipo quiere expresar. Conformo grupos donde podamos aportar desde nuestras experiencias e influencias”. 

Admirador del maestro de todos los tiempos, Cristóbal Balenciaga, por su arte, diseño y estructuras que definieron la historia de la alta costura, Sebastián del Real Ossa comparte una característica con el español: su profunda preocupación por la clienta.  Actualmente, en su showroom recibe encargos a pedido, y siempre tiene disponibles sus “caballitos de batalla”, como la blusa boyfriend de formato grande, suelto y confortable que fabrica en diversos materiales. Su visión del lujo y la exclusividad se basa “en que uno sienta que te escucharon, leyeron e interpretaron. Va más allá del textil. Se debe contemplar el diseño, la atención, el detalle, en cómo customizar una pieza para tu cliente. Así la persona se apropia de ese diseño. De esa forma se genera una reinterpretación y un diálogo que me encanta”.

Colección Éter 0I2019

Colección Luna PV2014

Oscuridad dentro de la luz

Al diseñador le gusta caminar. Desde muy chico andaba solo en micro y era notable esa sensación de independencia. El hecho de observar a la gente en la calle lo hizo empático para conectar con las personas. “Trato de mirar lo que ocurre alrededor mío. Tengo recursos disponibles para poder crear. Siempre tengo alguna idea. Cuando comprendí cómo se construye una colección, el proceso se va dando solo. Llega la inspiración y te vas para un lado (…) trato de no frenarme. Es fundamental darse el espacio y la libertad. Eso enriquece el proceso creativo”, recalca.

Y esta evolución personal posee muchos matices. “Todos tenemos un lado claro y otro oscuro. Pienso que el romanticismo se interpreta como rosado, blanco y feliz, sin embargo, tiene un componente oscuro. Amo a Drácula y las historias de amor trágicas. Existe una oscuridad dentro de toda esta luz, no podemos obviarlo. Puede ser que en unos años produzca una colección dark, llena de charol, llamativa, sexy y escandalosa, porque también a veces todos queremos gritar, ¿no? Todos deseamos expresar algo que no hemos dicho”, reflexiona.

A juicio de Sebastián, la combinación perfecta de esas dos facetas de luz y sombra se logra en Zarza 2018, basada en el universo de Violeta Parra y la artesanía de Quinchamalí, donde se integra un diseño sólido y pesado estructurado en negro y por otra parte románticos detalles de flores, hojas y abejas a través de bordados e ilustraciones sublimadas de @pajaritobangbang

Colección Zarza 2018

Durante la conversación continúa analizando este punto, planteando que “si ves todas mis colecciones, se identifican hilos conductores reflejados en elementos como siluetas y coloridos que conversan unos con otros. Hablan de la misma persona, a pesar de ser tan distantes las referencias. Así, es posible ver para dónde voy y quién soy.  La humanidad y las emociones son tan amplias y diversas, que me agrada comunicarlas a través de mi trabajo, sobre todo lo que pasa en mi mente. Corazones OI2014, inspirada en el éxito de Los Prisioneros, confeccionada en charol, reflejaba mucha rabia y a la vez era delicada”. 

Colección Corazones 0I2014

Nexo sensorial

Desde el 2005, Sebastián del Real Ossa, ha participado con su línea de diseño en una serie de sucesos en el mundo de la moda. En Chile, tuvo la tienda 9F en la Galería Drugstore de Providencia junto con otros socios; diseñó un vestido para la actriz Sarah Jessica Parker durante su visita al país el 2015; ha vestido a rostros de la televisión, actrices e influencers para eventos de gran impacto mediático y ha colaborado con Falabella, Nina Herrera y Americanino.

A nivel internacional, el diseñador estuvo presente en la feria de moda Who’s Next 2015 en París, integrando una misión empresarial de ProChile junto con otros creativos chilenos; en Fashion Days 2019 (San Miguel de Allende, México), donde mostró Rosa PV2020 y en Tailandia. 

Con este último país tiene un nexo sensorial. Desde la primera vez que lo visitó quedó impactado, sobre todo por su producción de seda. “Es un material que se asocia al lujo. Pero el proceso de elaborarla es tan manual y humano. Cuando te das cuenta de todo el tiempo invertido tras un textil, se entiende por qué las prendas valen lo que valen, porque es el tiempo y la vida de otras personas. Y eso me enamoró. No boto nada de la seda. Los pedazos sobrantes los dejo guardados para futuros proyectos”, explica. 

“Su textura es papelosa y gruesa, no es blanda como la imagen que tenemos, como un chifón que vuela con el viento. Es una seda con estructura y cuerpo, porque está fabricada completamente a mano, así como el hilado y el teñido. Es complicada de trabajar, porque se deshilacha, por lo que es necesario cortar y confeccionar rápido. Es una fibra con vida propia, dúctil para trabajar, cómoda y práctica. Además, es muy rica al tacto y al vestirla”, describe.

De hecho, THAI♥U PV2021, que por primera vez en la historia de la marca presentó indumentaria para hombre, se confeccionó con seda tailandesa definida en su cuenta de Instagram como “un material noble reconocido a nivel mundial (…). Es fresca para el día y cálida para la noche, posee un tacto suave, un brillo leve y elegante. Además, es un material con muy buena estructura y es increíblemente liviana y cómoda para su uso”. Esta propuesta evocaba la idea de salir, recorrer, calma, relajo y libertad,  sensaciones tan anheladas en esta era actual. 

El vínculo con Tailandia, a través de la embajada de Chile, le ha permitido asistir a tres versiones del Thai Silk Road to the World y una del Thai Silk Fashion Week. “Me gustaría que otros colegas también pudieran participar. Representar al país en el extranjero es maravilloso. Que vean tus diseños, recibir el feedback y conocer el trabajo de diseñadores de otros países es una experiencia muy conmovedora”, relata.

A pesar de la fría pantalla del Zoom y del otoño talquino que ya se viste de invierno, en este cálido diálogo es posible visibilizar el tránsito de este artista hacia lo esencial, lo que implica continuar diseñando para las personas.  “Eso es lo que me apasiona, poder despertarme en la mañana y decir ¿cuánta gente estará vestida con ropa mía hoy? Qué espectacular dar solución al vestir, un acto tan primigenio, el clásico ¿qué me pongo? Poder resolver esa necesidad me encanta”, concluye el diseñador.

Sebastián del Real Ossa tiene su misión clara. La velocidad bajó y la ambición le dejó de importar. Ahora el desafío es entender cómo armar este nuevo camino. Sin duda por su mente rondan colores, texturas, siluetas, transparencias, hortensias exuberantes de nuestro sur, luces, sombras, aires románticos, sensuales, elegantes y exóticos, trigales, alas negras, las cartas de su abuela, personajes de circo, una biblioteca llena de libros, el imaginario de la niñez, caminatas, bocetos,  agujas inquietas, un cordial buenos días, una canción que conquista el alma y se repite hasta el infinito para volar a otro universo y regresar al silencio del taller y como un músico tocar una tela y activar la magia. 

Más información en Instagram @sebastiandelrealossa

Créditos fotografías:

Colección Rosa PV2020 (Portada)

Fotografía: @estebanvargasroa
Producción y estilismo: @romimoralesr
Maquillaje y pelo: @conigram
Modelo: @namifujisan

Colección THAI♥U PV2021

Fotografía: @estebanvargasroa
Estilismo: @alina__castro
Maquillaje y pelo: @nikiossandon
Producción: @republik__
Producción Ejecutiva: @rafaellatonini & @javierarojast
Producción General: @nevenkahonores & @natalvaprint
Arte: @chito.quiroz
Modelo: @rafaelhirmas para @welovemodels._

Colección Éter 0I2019

Fotografía: @estebanvargasroa
Estilismo: @romimoralesr
Maquillaje y pelo: @nikiossandon
Asistentes: @camilabritoa & @ba_stos_ 
Modelo: @ana.kunzler para @welovemodels._ 

Colección Luna PV2014

Fotografía: @tomeyza 
Producción: @kavukovic
Asistentes: Camila Garretón y Camila Ortega.
Maquillaje: @ibarriaa
Modelo: Katherine Walsen.

Colección Zarza 2018

Fotografía: @simonpais 
Arte: @veritomonaco 
Estilismo @sebastiandelrealossa 
Asistentes: @vauscifuentes & @adolfofernandezalv 
Maquillaje y pelo: @elicancino & @notvalentinaa 
Modelo: @sashapankratova

Corazones OI2014

Fotografía: @jon_jacobsen 
Producción y estilismo: @kavukovic & @esteban_pomar 
Maquillaje y pelo: @ibarriaa
Modelo: @biancahassler 
Asistentes: @camisansan & @fernandagiacaman

COMPARTIR:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último

NOTICIAS RELACIONADAS