NIKINKY: Creaciones inspiradas en Asia, pero hechas en América Latina

✍️  por @bby.hopper

Era 2017 cuando Nicol, diseñadora industrial, tomó la decisión de cerrar su tienda de vestuario “El mercadito de Nicolás”, pero bajo inquietos pensamientos de no caer en el sistema del trabajo tradicional: con horarios de oficina y labores impuestas. Pero antes del cierre oficial ya se encontraba pensando en su próximo emprendimiento.

Ese mismo año viajó a Japón y a Corea, lugares en los que se empapó de inspiración para realizar cosas que aún no eran tan populares en el continente latino americano. Al llegar a Chile, decidió ingresar a cursos sobre la industria textil, y aunque ya tenía conocimientos básicos como el uso de máquinas o coser, aprendió a hacer sus propios diseños de una forma mucho más profesional, aprendizaje que la llevó a dar vida a Nikinky.

Creatividad e inspiración 

Es imposible que un internauta virtual entre al Instagram de Nikinky y no quede atrapado en las prendas llamativas que diseña la marca. Sin colecciones, pero con un constante movimiento conceptual, las creaciones poseen identidad propia, nacidas bajo inspiraciones que ocurren en procesos creativos diferentes.

“La inspiración puede llegar en situaciones muy random, como momentos de relajo viendo animes o a veces hasta en sueños”, dice. Mezclas inspiradas en estilo japonés, punk, decadente, streetwear, o la ropa laboral como overoles y trajes enteros son algunos de los tipos de diseños que se pueden encontrar en Nikinky.

“A pesar de que yo hago ropa y la gente me cataloga como parte de la moda, no me siento inserta en ese mundo, Nikinky es más un estilo que eso”, agregó.

Fuera de Chile

Luego de cumplir el primer aniversario de la marca, Nicol decidió dar un paso más allá e internacionalizar sus diseños. Viajó a Londres y llevó sus diseños a un market inglés donde tuvo bastante buena acogida, pues, gente de diversos países halagaba de muy buena forma sus creaciones, incluso algunos destacaron el trabajo autónomo que ha realizado. Esta increíble aventura en el extranjero, fue el empuje para seguir posicionando el proyecto en Chile.

Ser tú mismo

El aburrimiento y lo cotidiano no es bienvenido en Nikinky, con sus prendas cualquiera puede resaltar su lado más divertido. Los tiempos han cambiado y ahora lucir bien no es sinónimo de seriedad, y marcas como éstas contribuyen a la innovación textil nacional que dejan mensajes para construir una sociedad mucho más libre.

Empoderamiento, diversión y sinceridad, tres palabras en las que la creadora define a su marca. Diferentes cuerpos, diferentes estilos, diferencia en sí, es lo que emerge en Nikinky, dándole cabida a cualquier persona que quiera atreverse con la autenticidad.

COMPARTIR:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último

NOTICIAS RELACIONADAS