Guido Vera: Moda simple para mentes complejas

El diseñador chileno propone una forma de vivir y vestir bajo el alero de la creatividad y la sustentabilidad.

Gracias a la experimentación con materiales orgánicos, veganos y biodegradables se le ha reconocido en distintas latitudes. Su propósito es convocar a más autores y proveedores para seguir este camino y así dejar un legado para el futuro de la moda.

Por Andrea León P. @planetaleoncia / Fotos: Héctor Villalobos 

Conscientes de su espíritu nómade, lo primero que le preguntamos a Guido Vera era en qué punto del planeta se encontraba. La respuesta fue Berlín. Sin embargo, su corazón siempre está en Magallanes (su tierra natal) y su mente permanece conectada con su taller y desfiles en Santiago. Al mismo tiempo, planea cómo establecer redes como lo que ha sucedido con México, Francia, Inglaterra y Dubai que representan el 70% de sus clientes. En la búsqueda de abrir oportunidades ha pasado varias temporadas en París, ya que considera que es la plataforma para llegar a Estados Unidos y Asia. 

¿Cómo desenvolverse en un ámbito tan competitivo? El diseñador sabe cómo mostrar sus credenciales: siluetas elementales y sensuales, ropa sin género, uso de textiles nacionales antiguos (vintage) y tecnológicos sustentables como el cuero de nopal de lujo de Desserto (México) o el cuero vinílico nacional Vinylife hecho con botellas de plástico recicladas. Asimismo, usa algodones pima y tanguis que poseen certificación GOTS (Global Organic Textile Standard). “Uno logra diferenciarse. Existen propuestas de autor bien posicionadas, pero son industriales. Nosotros tenemos terminaciones de alta costura, con buen calce. Eso es parte del precio final”, explica. Su meta también es mostrar la imagen de Chile al mundo a través de una sastrería más relajada, que no sigue mucho las reglas, pero que mantiene un estilo clásico y minimalista. 

Luego de varios años de trayectoria en el mundo de la publicidad, estilismo y generación de contenidos, el 2012 tomó un curso de coolhunting en la escuela Central Saint Martins de Londres. En esa época su entorno lo animó a dar el salto y el 2018 fundó su marca homónima. En Punta Arenas lanzó su primera colección VOL I: MANIFIESTO, donde plasmó su profundo interés e inspiración en el nomadismo de los Selk’nam. Sin apropiarse de sus códigos, ideó vaporosas prendas llenas de movimiento con capas y cortes irregulares, dibujos, líneas y patrones, dando una visión contemporánea sobre el dolor y destino de este pueblo. “Les desgarraron sus creencias, su lengua, sus canoas. Los vistieron con ropa usada y contaminada con las pestes del viejo mundo; enfermándolos, matándolos uno por uno en menos de medio siglo. Mis tierras hoy tienen una memoria de la muerte, humillación, abuso y el genocidio de esta remota cultura”, expresa en su web. 

Nómade virtual

Su proyecto afrontó la contingencia nacional y mundial, y a pesar de las dificultades, logró producir y exportar en pleno confinamiento. “El nómade se virtualizó”, comenta. El 2020 formó parte de la primera edición del Global Talents Digital, organizado por el Consejo de Moda y la Mercedes-Benz Fashion Week de Rusia, junto con 50 participantes de 20 países y que tuvo más de 30 millones de visitas en redes sociales. Además, Forbes lo distinguió como uno de los 11 talentos que están cambiando la industria de la moda sustentable por el rescate textil, tradiciones y cultura de la Patagonia e integró la lista de los 100 líderes jóvenes de El Mercurio y la Universidad Adolfo Ibáñez. El 2021 fue parte de L’Dossier de L’Officiel de Estados Unidos como uno de los 16 autores emergentes con proyección global y revistas como Vogue (México y Latinoamérica, Italia y Rusia), Marie Claire y Elle también lo han destacado en sus páginas. 

Confeccionar en Chile es un principio fundamental. En su equipo colaboran personas experimentadas en el oficio y jóvenes en práctica, ya que considera clave el traspaso de conocimientos. Esta labor colectiva implica elaborar los moldes, diseñar, efectuar la investigación textil, comprar telas y probar, probar, probar hasta lograr un original. El sistema de ventas funciona mediante encargos.  Con un enfoque eco responsable, no maneja un stock, fabrica a escala pequeña, tratando de reducir al máximo la posibilidad de producir desperdicios textiles. De esta manera, plantea un gran objetivo: “crear algo para el futuro y dejar una huella. Ojalá que lleguen otras generaciones con ganas de duplicarlo y mejorarlo mil más”.

Camuflaje y naturaleza

“Cuando partí pensaba: ‘sería genial ir a París, recorrer el mundo’ y eso está ocurriendo. Es un momento que tengo que aprovechar, vivir, disfrutar”, cuenta Vera que este año asistió por segunda vez a la feria TRANOÏ que se desarrolla en el marco de la Semana de la Moda de París y donde presentó 32 looks de VOL. IV: MICROMUNDOS que adquirió un cliente de Tokio. Esta colección, junto con piezas del catálogo permanente, también se exhibió en una pasarela durante la Semana de la Moda de Vancouver 2022. 

La referencia de esta última entrega proviene de “la cultura y paisajes patagónicos que tienen un gran protagonismo en las siluetas y texturas, debido a que son producto de una reflexión en torno a las aventuras nómadas de la nueva era”, informa su página a corporativa. Una de sus características es la reivindicación del estampado militar como el camuflaje de los colores que existen en la naturaleza. Es decir, el patrón pierde su carácter institucional. En cuanto a la paleta de colores predomina el negro, blanco y verde en chaquetas, túnicas, camisas, blazers y trench combinados con pantalones, shorts, leggins y ropa interior sin género. Como ya es habitual se incluyen las gorras de Guido Vera como EXPLORA de denim y gabardina y LIGUN, manufacturada con trigo de la Región del Libertador Bernardo O’Higgins teñido con eucaliptus en alianza con @honra.cl y @trenzadosdecutemu.

Los próximos pasos de Guido Vera se dirigen a Santiago donde trabajará en la colección Otoño-Invierno 2023/24 que presentará el próximo año en la Semana de la Moda de París. Su agenda también contempla asesorías a marcas locales y la definición de una estrategia para crear una comunidad entre sus clientes. Mientras, desde su mente nómade brotan sin parar ideas con las que impactar a un mundo cosmopolita resuelto, abierto y lleno de belleza. 

Share :

Twitter
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *