Revista Minga - Edición Nº7 - Mayo 2018

Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Montan galería de arte por siete días en un edificio abandonado de Santiago

 

Entre el 21 y el 28 de julio se puede visitar en Carmen 36 Este puede ser el lugar, muestra que reúne los trabajos de Laura Ameba, Virginia Acosta, Gaspar Álvarez, Claudia Bitrán, Cristóbal Cea, Isidora Correa, José Pedro Godoy, Juana Gómez, Rocío Guerrero, María Karantzi, Alexandra Mabes, Matthew Neary, Camila Pino Gay, Rosario Perriello, Juan José Richards, Marcos Sánchez, Catalina Schliebener, Javier Toro Blum, Esteban Vargas y Maite Zubizarreta.

Un edificio habitacional semiabandonado de los años 40, ubicado en calle Carmen 36, será el sitio intervenido por los 20 artistas que participan en esta muestra. Cada uno de ellos ha elegido un espacio, en donde mostrarán obras pensadas según las características específicas del lugar.

El proyecto surge a partir de una idea de Paula Urzúa, quien junto a su familia es propietaria del inmueble que acogerá Este puede ser el lugar, y que pronto será transformado en hotel. A ellos les pareció interesante hacer una última revisión a la arquitectura original del recinto antes de iniciar los trabajos de remodelación. Paula pensó en Taller León, lugar de producción artística con 10 años de historia. Los artistas que forman este espacio abren las puertas de su taller periódicamente, para así poder mostrar sus trabajos y procesos creativos. Esta vez se trasladan e instalan sus obras en un edificio que puede ser recorrido libremente, transitando por los 8 departamentos deshabitados en donde se despliega la muestra. Solo algunas de las habitaciones han sido intervenidas, dejando en evidencia el paso del tiempo y su historia.

Los 9 integrantes de Taller León quisieron aumentar las posibilidades reflexivas y de diálogo de Este puede ser el lugar, por lo que invitaron a otros 11 artistas a sumarse a las intervenciones en Carmen 36.

El carácter de la exposición es variado, primero por los distintos medios en que cada uno de estos artistas desarrolla su trabajo, como pintura, instalación, bordado, collage, cerámica, vídeo, foto y performance. También por los diferentes intereses y puntos de vista de cada uno de ellos: hay obras formales, políticas, íntimas y otras que utilizan el humor. Por otro lado, los trabajos que podrán verse en Este puede ser el lugar están en distintos estados de resolución, desde la puesta en escena de un proyecto, hasta procesos creativos, además de obras ya terminadas, las que han sido replanteadas para ser expuestas en este nuevo espacio. Todo esto dialoga por el carácter instalativo de sitio específico que tiene la exhibición.

Este puede ser el lugar es una muestra compuesta por artistas chilenos jóvenes y emergentes, los que tienen una participación activa en los principales espacios expositivos de la escena chilena, tanto institucionales como independientes.