Sans-serif

Aa

Serif

Aa

Font size

+ -

Line height

+ -
Light
Dark
Sepia

Chini and the Technicians: Música, estética y obsesiones personales

Por: Carlos Jaque Páez

Fotografías: Valentina Palavecino

 

El proyecto musical comenzó el 2013 como un dúo acústico, en la voz de Chini Ayarza y la guitarra de Roberto González; pero los Technicians se completaron luego con Seba Riffo (percusiones), Gabo Ardiles (bajo) y Tiare Galaz (2da voz y ukelele). Según comenta Chini, la llegada de estos últimos ocurre gracias a la vinculación del dúo con la familia de Uva Robot, hogar de proyectos como VariosArtistas, Niña Tormenta, entre otros.

Eso fue bacán, y quizás sólo uno se da cuenta en retrospectiva, porque se va haciendo de forma natural. El dúo como tal, existe en la medida en que somos muy amigos, pero la banda cambia y se vuelve una banda, y se van generando nuevas relacionessostiene la música.

 

 

Chini y Rob se conocieron en la época escolar, pero consolidaron su amistad cuando se reencontraron en la universidad como estudiantes de Artes Visuales, mismo lugar donde Diego Lorenzini estudiaba. Primero, Uva Robot era solamente el Diego y gente relacionada a la carrera. Me contaron que hacía una curatoría propia, subía canciones grabadas por él y producía otras bandas, pero siempre en un formato muy lo-fi, en su casa. Ese era el rollo del sello: ‘canciones raras hechas por gente común’ o de personas que no habían estudiado música”.

El verano de 2015, el dúo trabajó en la grabación de su primer EP En el fondo todo va bien. Durante el periodo entre este trabajo debut y el reciente disco de larga duración, se integra el resto de la banda.

 

– ¿Cómo se acopla el proceso compositivo junto a Roberto con los aportes de la banda?

Si bien las letras las hago yo y pienso un poco los conceptos a partir de los que quiero armar mi discurso, ha sido bacán que en este disco hayamos podido meter grabaciones de la banda improvisando. Entonces sí, compositivamente pensamos harto los dos, pero lo hacemos a partir de la materia prima que otorga la banda.

 

 

– Se les ha tendido a ligar con el desarrollo de la música indie en nuestro país. ¿Esto puede ser limitante en el proceso creativo?

Nunca he entendido bien qué es el indie. Está esa cuestión de que es un sistema de grabación, o de que es realmente una sonoridad específica, pero todo lo que acá ha sido calificado como indie, a mí me tienden a gustar. Yo creo que eso es un parámetro, pero también me gustan muchos otros estilos, no le hago asco a escuchar.

 

– Tampoco se cierran con algún parámetro.

Nunca hemos intentado sonar como algo en específico, somos bastante brutos en ese sentido, sólo hablamos en términos de qué nos gusta y qué no nos gusta. Por eso el disco es tan variado: una canción tiene charango, otras percusiones electrónicas, otras son pura guitarra eléctrica y sin bajo. Estamos muy al servicio de lo que pida la canción y de las obsesiones personales, viendo cómo esas obsesiones no choquen para estar todos de acuerdo.

 

Por ahora la banda se encuentra en un receso antes de volver a los escenarios este 2019, puedes saber más de ellos en su cuenta de intagram @chiniandthetechnicians